sábado, 16 de septiembre de 2006

1 a 14 de septiembre de 2006
Similares y conexos

Back to the write
Ella me mira desde el rincón en donde, paciente, aguarda. Entre mueca y mueca alega el olvido en que la tengo; yo prefiero dirigir la vista hacia otro lado. Ella lanza una carcajada tan fuerte que penetra en mis oídos y taladra mi cabeza, razón por la cual decido retirarme. Socarrona como ella sola, atina a preguntarme si le tengo miedo. Giro sobre mis pasos, la observo detenidamente; sé que trata de provocarme. Vuelvo a emprender la huída cuando escucho una vocecilla detrás mío.
-¡Gallina!
-A mí, nadie me llama gallina.
Regreso completamente sobre mis pasos, la tomo y decido encenderla. Nunca me derrotará una computadora.
Excusas
Ya me imaginaba yo que, con esto del regreso a clases, mi cargada agenda personal, mis compromisos extracurriculares y mi queridísimo trabajo, llegaría el momento en el cual me vería atrapado entre las cuerdas y el púgil, o como decían los clásicos del medievo, entre la espada y la pared. Es por eso que hoy, a catorce días del mes de septiembre del bondadoso año del dos mil seis, me he propuesto retomar este pequeño gran espacio al que mi amigo Juan se refiere como el lugar de las reflexiones sin sentido para un mundo... ¿absurdo?
Fecal y los amos del universo
Fue a lo largo de estos días que, en medio de un gran furor político, el país se sacudió con dos eventos de suma importancia y quizá alguno que otro relacionado con los dos primeramente referidos. Así, el día del tan cacareado informe de gobierno, Vicente Zorra jamás pudo acceder al pleno de la Cámara de Diputados y tuvo que dar su informe frente al Honorable Cuerpo de Camarógrafos del Canal 2. Ya imagino las ñáñaras que invadieron a nuestro presidente el día de hoy al aceptar que no daría el grito en el Zácalo (que conste en las actas, querido lector, las intenciones que pretendo al no utilizar la correcta palabra Zócalo).
De conmoción fue también escuchar el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ya que se pronunciaron a favor de Fecal, nombrándolo Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos. A pesar de (minuta pecata) las diversas inconsistencias que se encontraron a lo largo del proceso y que fueron reconocidas por los miembros de dicho tribunal, se consideró válido un proceso electoral que desde el principio estuvo inclinado a favor del partido en el poder.
Éste es mi amigo el peje...
La cosa es simple. Roger Bartra lo plantea desde este punto de vista: “Obrador es una vergüenza para la izquierda.” Este escritor, de quien he escuchado es uno de los grandes pensadores que representan dicha ideología en México, pone el dedo en la llaga al señalar que el Famoso Señor López es miembro de una derecha moderada que aspira a llegar al poder. Otros personajes no tan famosos, pero no por ello menos importantes (gracias Mauricio) han dicho que el candidote de la Alianza Por el Bien de Todos está construyendo, desde el Zócalo, una izquierda incipiente, y en la medida de lo posible, informada. Para cerrar con broche de oro, en clase de Cecilia Eudave analizamos, a grosso modo, algunos elementos desfavorables de la campaña de Obrador que giraba en torno al logotipo del Chapulín Colorado.
Así, todo sea por no entrar en polémicas en este preciso momento, me sigo declarando a favor de que se aclare lo que sucedió en estas elecciones, y mejor para todos, en declarar nula la elección. Lástima por la decisión del Tribunal.
Y volver, volver, voooolveerrrr, a tus brazos otra vez...
¡Una semana sin dormir y contando! Morfeo, Morfeo, donde estás que no te veo. No me ves acaso, desvelado, cansado, y peor aún, con más trabajo pendiente que las horas sueño que no he tenido en estos días. Así, manque sene guey como los machos de Jalisco, ansío con desespero tirarme en los brazos de Morfeo.
Cortés, Orellana y algunos más...
Recordé en estos días de arduo trabajo intelectual, una dizque novela histórica referente a la conquista de Tenochtitlan escrita por este insigne redactor. Probablemente me encuentro ante mi proyecto para el FECA Jalisco.
Así, agobiado por becas, las auténticas cátedras dictadas por mí acerca de conquistadores como el brutal y maquiavélico Cortés y el, en ocasiones cobarde, ocasiones buen líder, Francisco de Orellana, y claro, aceptables sesiones de dominó y mejores noches al lado de mis entrañables amigos, he transcurrido estos días, un poco a la deriva en cuestiones de redacción, pero listo para retomar el ritmo de esta bitácora de reflexiones sin sentido.
A manera de conclusión...
Espero la llamada de Tamna mientras canto una canción, muy a propósito de estos días lluviosos:
Llueve todo el tiempo, ha llovido así por semanas;
voy contando el tiempo que se escurre por la ventana.
La lluvia disuelve, también la ansiedad,
es una espera obligada.
Van apareciendo huellas de humedad en la casa.
Llueve en tus ojos y llueve en los cielos también.
Alma sobre expuesta, corazón que sufre semanas;
nada permanece, sólo va la rueda girando.
Es necesario que muera la flor por el presagio del fruto.
Rueda de los tiempos, sólo tú detienes el agua.
Llueve en tus ojos y llueve en los cielos también.
Llueve en tus ojos y llueve en los cielos también.
Llueve en tus ojos y llueve en los cielos,
llueve en tus ojos y llueve otra vez,
llueve en tus ojos y llueve en los cielos también.

1 comentario:

Miranda dijo...

Johny!!!
Me da mucho gusto que actualizaras tu espacio, ya hacia falta.

Gracias por hacer un pequeño espacio para mi (sí; debió ser muy pequeño,jaja)en tu muy apretada agenda.

Espero que sigas deleitandonos con esa calidad de tu muy particular estilo literario.

Cuidate!!